La Pequeña Petra

La Pequeña Petra también es conocida en árabe como Siq al-Barid "el cañón frío", proviene de su orientación y sus paredes altas que impiden la entrada de la mayor parte de la luz solar disponible. Es un sitio arqueológico ubicado al Norte de Petra, en ciudad de Wadi Musa en la Gubernatura de Ma'an en Jordania. Al igual que Petra, es un sitio Nabateo y, como su nombre lo indica, es mucho más pequeño que Petra; sin embargo, está repleto de tumbas, templos, triclinios o comedores, casas, canales de agua y cisternas talladas en las paredes de los cañones de arenisca.

 

La Pequeña Petra es parte del Parque Arqueológico de Petra, aunque se accede por separado y se incluyo en la inscripción de Petra como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

 

Al igual que Petra, La Pequeña Petra está abierta al público durante el día. Sin embargo, se opera por separado y no requiere un boleto de admisión y una tarifa como lo hace Petra. Los beduinos locales venden recuerdos y bocadillos en el pequeño estacionamiento. Muchos visitantes a Petra han incluido cada vez más a Pequeña Petra en sus itinerarios. Las guías lo recomiendan como menos concurrido y más relajado que el propio Petra. La Casa Pintada, que no tiene contraparte en Petra, también se ha sumado a la atracción.

 

En el extremo Oeste del cañón, un conjunto de escalones conduce a la cima de la roca en este punto, un beduino ha instalado un bonito salón de té para que pueda disfrutar de la impresionante vista. También es posible caminar a través del sendero de 6 kilómetros (3.7 millas) desde el final del cañón que une Pequeña Petra al Monasterio de Petra, conocido en árabe como Ad Deir. Se aconseja a los que hacen el viaje que lo hagan con una guía, ya que el camino, aunque es obvio en muchos lugares, no está marcado formalmente. También se advierte a los excursionistas que no intenten el sendero solo, o tarde en el día, ya que las noches en la región a menudo son frías. También está prohibido ingresar a Petra sin haber pagado la admisión del sitio.